Generali SpA
Generali Group
13 - Sep - 2016

¿Sabías que la alimentación es uno de los factores clave a la hora de practicar ejercicio?

Nuestra dieta diaria será determinante para tener energía y conseguir un mejor rendimiento. A continuación, os contamos qué alimentos son recomendables antes y después de practicar ejercicio.

run-woman

Algunas fuentes ideales de carbohidratos son las legumbres, como es el caso de los garbanzos o las lentejas, además de los cereales integrales, el pan, el arroz o pasta.

Diet and fitness concept with dumbbells and muesli closeup

Antes de entrenar, una buena dosis de carbohidratos de lenta absorción:

Algunas fuentes ideales de carbohidratos son las legumbres, como es el caso de los garbanzos o las lentejas, además de los cereales integrales, el pan, el arroz o pasta. También las frutas como el plátano, la manzana, ciruela, pera, fresa o naranja, así como los lácteos bajo en grasa.
Es importante que, si vas a entrenar por la tarde, meriendes entre 30 y 60 minutos antes del ejercicio. Si por el contrario, saldrás a entrenar después del almuerzo, el tiempo de espera aumenta ligeramente: se recomienda esperar entre 60 y 90 minutos para evitar problemas con la digestión.

Closeup of vegetable salad on wooden background

Proteínas y alimentos bajos en grasa para después del entrenamiento:

Es lógico que durante el ejercicio se gaste más energía de lo habitual, por lo que debemos intentar que los alimentos nos ayuden a recuperarla. Se recomienda ingerir un combinado de carbohidratos y proteínas, sobre todo si el entrenamiento ha sido muy intenso. Así pues, la proteína ayuda a reparar el tejido muscular y, si no hay una ingesta suficiente, se perderá masa muscular.
Es primordial tomar alimentos con proteínas y que sean bajos en grasa. Es el caso de los pescados, mariscos, huevo, queso blanco o carnes magras. Otra opción muy recomendable para después de entrenar son los snacks salados como almendras, chips de patata, galletas… Los lácteos como la leche y yogurt también contienen mucha proteína y son muy recomendables para después de realizar un desgaste físico.

batido

Hidratación: antes, durante y después de entrenar:

La hidratación es otro de los pilares básicos dentro de la nutrición de una persona que haga deporte. Antes del entrenamiento se recomienda tomar una cantidad de agua entre 400 y 600 mililitros, para comenzar nuestra rutina bien hidratados. De esta manera se consigue regular la temperatura corporal, disminuyendo también la percepción del esfuerzo.
 
Si vas a realizar un entrenamiento o deporte muy intenso de más de 60 minutos puedes recurrir a una bebida deportiva isotónica, ricas en carbohidratos y electrolitos como el Sodio.
 
¡Cuando termines de entrenar no olvides seguir hidratándote!

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp