Logo GENERALI
Logo GENERALI
15 - Sep - 2017

Los accidentes de tráfico son una de las principales causas de muerte entre niños y adolescentes en todo el mundo. Pero se pueden evitar siguiendo algunas precauciones de seguridad para los viajes en coche. A continuación te damos algunos consejos.

 

Sillas de coche para niños 

Según la Dirección General de Tráfico, el uso de Sistemas de Retención Infantil (S.R.I.) en los automóviles reduce el riesgo de muerte en hasta un 75 % y la gravedad de las lesiones en un elevado 90 %. Los asientos para automóvil se clasifican según el peso, la edad y la altura del niño, de manera que es importante elegir el adecuado para ellos. A continuación te damos algunos consejos para saber por dónde empezar.

Los bebés de hasta 15 meses deben sentarse en un asiento de bebé de espaldas al sentido de la marcha, en la parte trasera del automóvil. No coloques nunca la sillita de espaldas al sentido de la marcha en el asiento del copiloto si el airbag está activado. La parte trasera del automóvil es el lugar más seguro para niños hasta cumplir los 12 años de edad.

Los niños pequeños de hasta 4 años deben ir también en la parte trasera del automóvil, en un asiento colocado de espaldas al sentido de la marcha, hasta que alcancen el límite de peso del asiento o hasta que la parte superior de la cabeza sobresalga por encima. No hay que preocupase si los pies tocan el respaldo del asiento del automóvil.

Los niños de hasta 12 años de edad, o 135 centímetros de altura, deben ir sentados detrás, en un asiento para niños o en un elevador con respaldo. A partir de los 12 años, pueden llevar el cinturón de seguridad de un adulto.

Si necesitas más información respecto a los diferentes Grupos de Sistemas de Retención Infantil puedes consultarla aqui.

 

Cómo instalar la silla correctamente 

Una vez que tienes la silla, hay dos formas de instalarla: con el cinturón de seguridad o mediante el sistema Isofix, el más recomendado y seguro ya que reduce las posibilidades de que el Sistema de Retención Infantil se coloque incorrectamente. Un 73 % de los asientos para niños no se instala o utiliza mal, por lo que siempre se deben seguir las instrucciones del fabricante, y si es posible, solicita una demostración. Una vez instalado, el asiento no se debe mover y la cabeza del niño nunca debe sobresalir por encima.

Los asientos para niños deben cumplir unas normas mínimas de seguridad que deben indicarse en la etiqueta. Busca una etiqueta naranja, una marca “E” o los dígitos R129, que aseguran que el asiento cumple las normas de la Unión Europea o de las Naciones Unidas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp