Logo GENERALI
Logo GENERALI
12 - Sep - 2017

El ciclismo es una afición cada vez más popular en todo el mundo. Según la Comisión Europea, el 36% de los holandeses circulan en bicicleta a diario. En EE.UU. el uso de la bicicleta como medio de transporte ha aumentado en más del 40% en los últimos nueve años. No hay nada como la libertad de circular sobre dos ruedas, tanto si te desplazas por ciudad como si te gusta explorar carreteras y caminos. Sin embargo, los accidentes de tráfico con ciclistas son, lamentablemente, habituales. Lee estos consejos para saber cómo estar protegido al circular en bicicleta, estés donde estés. 

 

Circula seguro

Diversos estudios demuestran que con solo montar en bicicleta durante 30 kilómetros a la semana se reduce significativamente el riesgo de enfermedades coronarias, además de ayudar a mantenerte en forma. Independientemente de la distancia que recorras, es importante adaptarse a las vías. Necesitarás técnicas distintas para circular por campos llenos de colinas o zonas urbanas, y hay distintos peligros que debemos tener en cuenta: desde los puntos ciegos de los camiones grandes en la ciudad hasta los animales y las rutas peligrosas de las zonas rurales. Si vas a utilizar la bicicleta fundamentalmente en un entorno urbano o rural, puede que te merezca la pena invertir en una bicicleta que esté diseñada para rutas en ciudad de alta velocidad o terreno rural rocoso. 

 

El equipamiento es fundamental

Llevar el equipamiento adecuado también es fundamental para circular seguro sobre dos ruedas y, con más de 662 millones de euros vendidos en España en 2015 en equipamiento para ciclistas, seguro que tienes donde elegir. Utiliza prendas reflectantes, sobre todo de noche, y viste adecuadamente para cada clima, para no distraerte por tener demasiado calor o frío. ¿Tienes que seguir una ruta en el teléfono? Engancha un soporte para teléfonos de bicicleta al manillar para evitar tener que sacarlo del bolsillo y perder la concentración.  

 

En carretera, siempre precaución

En la mayoría de los accidentes de ciclistas están implicados coches. Es importante ser consciente de lo vulnerable que es un ciclista en la carretera. Utiliza luces y reflectores, vigila los puntos ciegos y sé paciente: bloquear a un coche o pasarte un semáforo en ámbar no merece la pena, aunque llegues tarde.

Recuerda respetar las normas de circulación como cualquier otro vehículo: las señales, los pasos de peatones y los semáforos también se aplican a los ciclistas y pueden generar múltiples accidentes en ciudad. Al realizar cualquier maniobra, señaliza con los brazos tus movimientos con antelación suficiente como para informar a otros conductores y peatones.

Se recomienda también, en la medida de lo posible, circular por el centro del carril en ciudad, ya que existe menor riesgo de alcances por los laterales de otros vehículos o peatones. En carretera, circula siempre por el arcén y, si la vía no cuenta con uno, lo más pegado posible a la derecha. Y, como siempre, si se circula en grupo, procura no invadir toda la calzada; mejor circular en fila india o de dos en dos, y tener cuidado en los relevos en grupo, asegurándote de que no venga ningún vehículo por detrás cuando adelantes a tu compañero.

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp