Logo GENERALI
Logo GENERALI
10 - Oct - 2017

No tenemos la fórmula mágica para mantenernos jóvenes, pero podemos hacer mucho para que el proceso de envejecimiento sea más fácil… ¡e incluso agradable! Envejecer sin problemas pasa por tener el cuerpo y la mente sanos. Aquí te dejamos algunos consejos para envejecer mejor y permanecer joven durante más tiempo.

 

La buena alimentación es la base de una buena salud

Se ha demostrado que la Dieta Mediterránea, rica en hierro, antioxidantes y grasas saludables, ayuda a prevenir enfermedades del corazón y puede ayudar a frenar el envejecimiento. Por tanto, hay que comer mucha fruta y verdura, así como pescado azul, té, frutos secos, semillas, yogur griego entero y todo tipo de legumbres.

Procura mantener al mínimo las grasas no saludables, presentes en la carne roja y la comida precocinada, ya que pueden aumentar tu nivel de colesterol. Y si no puedes dejar el azúcar, ¡trata de reducirlo al mínimo! Puedes sustituir algunos alimentos por otros más saludables, como cambiar el chocolate con leche por chocolate negro o cambiar los cereales, una fuente enorme de azúcar, por frutas y semillas para aumentar la ingesta de fibra.

 

Mantente en forma

¡Son tantos los beneficios que aporta el ejercicio regular que es imposible enumerarlos todos de una vez! Cuando se trata de envejecer bien, mantenerse físicamente en forma es de vital importancia; hay estudios que sugieren que incluso puede ayudar a mantener las células del cuerpo más jóvenes.

Así que sal a andar a buen ritmo tres veces por semana durante al menos veinte minutos para poner tu cuerpo (y tu mente) en marcha. Si prefieres algo más animado, la natación, el baile o los deportes de equipo son maneras muy efectivas de hacer ejercicio aeróbico que potenciará la salud de tu corazón.

 

Entrena tu cerebro 

Tener nuevas aficiones en la edad adulta ayuda a mantener tu cerebro activo. De hecho, hay estudios que demuestran que es una de las formas más efectivas de reducir el riesgo de desarrollar demencia. Ya sea aprendiendo un nuevo idioma o a tocar el piano, busca una actividad que te guste y sé constante. Ese compromiso periódico ayudará a formar fuertes conexiones neuronales en el cerebro que lo mantendrán ágil durante los años venideros.

Protege tu piel

Ponte protector solar siempre, de factor 30 como mínimo, para evitar que los rayos UV provoquen arrugas y, peor aún, cáncer de piel. Si te pones maquillaje, lávate la cara a conciencia antes de acostarte, y usa algún aceite para masajear la piel y mantenerla suave y firme (el aceite de jojoba y el de coco van muy bien y dejan la piel fresca y limpia).

Cuidarte es la clave 

La falta de sueño y el estrés constante desgastan nuestro cuerpo. Asegúrate de que tu espacio personal sea un santuario fresco y tranquilo, y de mantener un régimen de sueño estricto. Prueba la meditación para evitar el estrés agudo y busca tiempo libre para hacer las cosas que te gustan y te relajan. ¡Tu cuerpo y tu mente te agradecerán que sigas los pasos de esta rutina!

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp