Logo GENERALI
Logo GENERALI
16 - Mar - 2017

El ejercicio te aporta una vida sana y equilibrada, pero todo en su justa medida, ya que si se practica en exceso, los beneficios se pueden transformar en daños para el cuerpo.

Hacer deporte a diario tiene muchos beneficios. Como todo, lo ideal es practicarlo de una forma equilibrada y sin excesos. Lo cierto es que el hacer mucho deporte puede tener tantas consecuencias negativas como no hacerlo. Si quieres ponerte en forma, deberías tener un plan de entrenamiento progresivo, que vaya de menos a más. Además, tendrás que cuidar mucho la alimentación, y, por supuesto, descansar lo suficiente para que el organismo pueda recuperarse del gran esfuerzo al que se somete durante el entrenamiento.

_2

El mayor peligro que puede tener una persona que hace deporte a diario en exceso es el de sufrir una lesión. Los esguinces, problemas en las articulaciones o en ligamentos son de lo más habitual en deportistas. Debes entrenar de forma progresiva, aumentando el tiempo y la dificultad de los ejercicios. Si expones a tu cuerpo a más de lo que puede aguantar, los riesgos de lesión aumentarán.

La alimentación es una de las piezas clave en la vida de todo deportista. Si haces mucho deporte y no tienes una rutina de alimentación adecuada, podrías, incluso, perder masa muscular y conseguir un resultado opuesto al deseado.

El descanso es otro de los pilares fundamentales del deporte. A la hora de hacer ejercicio, la mente también se somete a un gran esfuerzo y esa fatiga puede impedir que la persona descanse bien. Hay muchos casos de atletas con problemas severos de insomnio.

El corazón también puede sufrir ante situaciones de gran esfuerzo. Es un músculo más de nuestro cuerpo que, sometido a entrenamientos demasiado exigentes, podría desarrollar algún tipo de afección como las comunes taquicardias.

Entrenar de forma excesiva puede provocar que el sistema inmunológico de la persona baje. Si esto ocurre, el cuerpo estaría debilitado y podría enfermar con mucha más facilidad. La depresión y la baja autoestima son otras de las patologías que aparecen en personas que practican deporte a diario. Marcarte unos objetivos está bien, pero si son muy altos y luego no los cumples, podrías desarrollar caídas de ánimo generadas por la derrota.

Si tu intención es hacer deporte de forma saludable no necesariamente debes llevar tu cuerpo al punto máximo. En GENERALI, te recomendamos que tu objetivo sea disfrutar con el deporte, ejercitar tu cuerpo sin hacerle sufrir. Practica deporte de forma responsable y evita así futuros problemas de salud.

istock-518763654

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp