Generali SpA
Generali Group
16 - Mar - 2017

Ideas prácticas y consejos para elegir el tipo de iluminación más adecuada para tu hogar.
 
La iluminación es imprescindible para crear una atmósfera cálida y acogedora en el hogar. Cada estancia requiere un tipo de iluminación, y por ese motivo, es importante que tengas en cuenta aspectos como la intensidad y el color de la luz. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para iluminar cada zona de tu casa con ideas prácticas, para que consigas un ambiente confortable y tranquilo en cada una de las estancias.

Iluminación indirecta para crear ambiente

 
Utilizar luces secundarias es un gran recurso para crear dimensión y diferenciar ambientes en estancias grandes como salones o habitaciones, además de ser un importante elemento decorativo.

Si quieres iluminar una estancia con puntos de luz indirecta puedes instalar pequeños focos de luz oculta en paredes, bajo un mueble o incluso en el suelo. Este tipo de apliques pueden dar un aire renovado a una habitación, sobre todo si ésta tiene características arquitectónicas peculiares como vigas de madera o paredes de piedra. Si quieres instalar puntos de luz indirecta, también puedes colocar lámparas o luces decorativas en estanterías y mesas. Las luces decorativas están de moda y son fáciles de encontrar, podrás elegir entre numerosos diseños y materiales como acero, madera o plástico. Son una opción divertida para crear ambiente sin necesidad de hacer una obra.

istock-161833683_2

¿Cuándo es mejor utilizar luz fría?

 
Aunque por lo general preferimos luz cálida cuando se trata de iluminar el hogar, la luz fría es muy recomendable en estancias dónde necesitamos mayor visibilidad.

La luz cálida es más anaranjada y difusa, una buena opción para las habitaciones y zonas comunes ya que invita a la relajación. La luz fría aporta mayor intensidad de luz y no distorsiona los colores, por lo que es muy recomendable en la zonas en las que necesitamos una mayor iluminación como en la cocina, zonas de trabajo y en los cuartos de baño.
 

Ahorra utilizando luces LED

 
Las luces LED han supuesto una mejora significativa en la iluminación de espacios. Su principal atractivo es el ahorro en el gasto energético, ya que una bombilla LED consume un 85% menos de energía que una bombilla convencional y tienen una duración mayor, hasta 45.000 horas de uso. Además, son más seguras ya que no emiten calor, y son menos contaminantes reduciendo las emisiones de CO2 hasta un 80%. Revisa las lámparas y puntos de luz de tu hogar, y sustituye tus viejas bombillas por luces LED para que tu hogar sea más eficiente.

Consejos para elegir lámparas y puntos de luz principales

 
Antes de comprar lámparas y apliques debes estudiar qué tipo de iluminación es la mejor para cada estancia. Lo primero que debes tener en cuenta es la potencia, cada habitación necesita alrededor de 20 vatios por metro cuadrado. También tendrás que tener en cuenta el tamaño de la habitación y evitar accesorios demasiado grandes que puedan recargar habitaciones pequeñas.

Las lámparas deben ser un complemento funcional y estético, ten en cuenta el resto de elementos decorativos para crear concordancia. Puedes optar por lámparas colgantes con focos o lámparas tipo araña, eligiendo colores neutros y materiales que combinen con el resto de muebles y paredes. En los últimos meses se han puesto de moda las bombillas de estilo vintage con filamentos, un gran recurso para dar a una estancia un toque decorativo. Estas luces tienen un aspecto similar a las clásicas bombillas incandescentes, pero con la última tecnología LED que te ayudará a reducir el consumo. Completa la iluminación de la estancia instalando lámparas con pie sobre mesas auxiliares o cerca del sofá, serán muy útiles cuando necesites un foco de luz dirigida y para dar calidez al ambiente.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp