Logo GENERALI
Logo GENERALI
12 - Jul - 2017

¿Quieres ganar algo de dinero extra? Si vives en una zona turística podrías tener en casa una mina de oro, pero alquilar tu propiedad puede acabar siendo una pesadilla si no se toman precauciones. Te damos algunos consejos para aumentar tus ingresos sin preocupaciones.
 

Lo primero es lo primero: planifica todo con antelación y asegúrate de que no necesitarás la vivienda durante las vacaciones. Podrás ganar más en temporada alta por el aumento de la demanda.
Cuando decidas alquilar tu vivienda a turistas y ya tengas una alternativa temporal, investiga un poco las propiedades con características similares. ¿Cuentas con el equipamiento necesario? ¿La ubicación de la propiedad es buena? ¿Cuánto está cobrando la competencia?
 

Puede parecer sencillo, pero te recomendamos que compruebes si tu vivienda está en condiciones para alquilarse. Normalmente no se permite que los inquilinos o arrendatarios subarrienden los apartamentos. Consulta con tu arrendador o compañía aseguradora si esta acción puede conllevar un incumplimiento del contrato. Si optas por alquilarlo a través de una página web ten en cuenta que el seguro de estos proveedores no cubrirá todos los daños. Si tienes dudas consulta con tu mediador GENERALI nuestro seguro específico para el alquiler de vivienda para uso vacacional.
 

Te recomendamos que un agente inmobiliario investigue a los posibles inquilinos para evitar destrozos en tu vivienda. El único inconveniente es que supondrá un gasto adicional—por ejemplo, los agentes inmobiliarios suelen cobrar entre un 20% y un 30% del alquiler. Una alternativa es un servicio digital como HomeAway, Tripadvisor o Airbnb, que cobran entre un 3% y un 8%.
 

Aunque elijas con cuidado a tus inquilinos, hay que tomar precauciones si tienes a desconocidos viviendo en casa. Recuerda proteger bajo llave o retirar los objetos valiosos o frágiles.
Los interiores deberían estar completamente equipados y contar con red WiFi totalmente operativa. Haz una lista y pregúntate: ¿qué querrían o necesitarían los inquilinos? Sábanas, jabón, juegos de mesa… los detalles marcan la diferencia. ¡Así obtendrás valoraciones muy positivas!
Piensa en instalar un sistema de cerradura inteligente que podrás controlar desde tu móvil de forma inalámbrica. Así acabarás con el problema de las llaves perdidas y de repuesto. También puedes recibir alertas en tiempo real ante cualquier vulneración de seguridad. Pide a tus vecinos que vigilen tu vivienda mientras no estés y que te informen si tus inquilinos se comportan de forma inapropiada.
 

Y sobre todo, ten en cuenta que existe la obligación tanto de declarar los ingresos procedentes del alquiler de nuestra vivienda a un tercero en la Declaración anual del IRPF como de registrar legalmente la vivienda como Alquiler Turístico.
En cuanto a lo primero, para saber cómo declarar estos ingresos, consulta la ley de alquileres vacacionales correspondiente a la región donde esté ubicada la propiedad. No declarar estos ingresos conlleva multas, así como la obligación de presentar una declaración complementaria del IRPF de los años durante los que la vivienda haya estado alquilada, repercutiendo en los ingresos totales de esta período (para los que no se han pagado los impuestos correspondientes) y el recargo por demora.
 

En cuanto al registro de la vivienda como alquiler vacacional, cada Comunidad Autónoma ha desarrollado su normativa, por tanto te recomendamos que consultes a los organismos competentes en función de la ubicación de la vivienda, así como las diferentes asociaciones que se han creado.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp