Generali SpA
Generali Group
16 - Mar - 2017

La DGT considera que el arnés con dos enganches y un sistema de unión corto es la opción más segura para viajar en coche con una mascota.

¿Sabías que llevar suelto a tu perro en el coche puede tener una multa de hasta 100 euros? Muchos conductores desconocen la normativa que regula el transporte de mascotas. Pero viajar con tu perro de forma inapropiada no solo supone una infracción, sino también un peligro para tu seguridad en carretera. Si llevamos a nuestro mejor amigo con nosotros en el coche, tanto para viajes largos como para movernos por la ciudad, debemos tener en cuenta algunas medidas de seguridad.

Cómodo y seguro con un arnés de enganche

 
Dentro de los tipos de arneses encontramos los de un solo enganche y los de dos enganches. La Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda el uso del arnés con dos amarres y un sistema de unión corto para que el animal esté totalmente sujeto en caso de colisión, sin desplazarse hacia delante. El arnés de un solo enganche va agarrado al cinturón de seguridad, lo que lo hace menos seguro tanto para el conductor como para el propio animal.

istock-508188084_2

istock-492276398

El trasportín, una buena opción para viajar con mascotas pequeñas

 

El trasportín resulta una opción cómoda y segura si viajamos con perros de tamaño pequeño o mediano.

Existen tres formas en las que se puede colocar un trasportín en el vehículo: enganchado al cinturón de seguridad, en el suelo o en el maletero, siendo la segunda opción una de las más recomendadas. Si encajamos el trasportín entre los asientos traseros y delanteros, el movimiento es menor y se evitan desplazamientos bruscos, o incluso un posible impacto con el conductor. Si tu mascota es de mayor tamaño y, por tanto, el trasportín es de mayores dimensiones es obligatorio colocarlo en el maletero de forma cruzada y enganchado al cinturón de seguridad del propio maletero. Colocar el trasportín sobre el asiento trasero es la opción menos segura, aunque vaya enganchado al cinturón.

Para mayor seguridad combina la malla separadora y un sistema de sujeción

 
Colocar una malla que divida la cabina del conductor y la parte trasera del vehículo es una de las formas más seguras para viajar en coche con tu perro. Además de la malla separadora, la mascota debe ir asegurada con alguno de los sistemas de retención recomendados anteriormente.

La DGT alerta de los peligros de viajar en coche con nuestro perro sin sujeción

 

Actualmente, el Reglamento General de Circulación en su artículo 18.1 recoge, en lo que respecta a las mascotas, que el conductor tiene la obligación de mantener una posición adecuada, así como la del resto de acompañantes y mantener tanto el equipaje como los animales transportados colocados de manera segura.

El reglamento presta especial atención a que el animal no vaya suelto en el vehículo, ya que puede suponer una distracción para el conductor y, por tanto, una infracción leve con multa de hasta 100 euros. Si el animal se lleva en el regazo del propio conductor, esto es considerado como una conducción negligente (artículo 3.1. del Reglamento) por lo que la multa podría ascender a 200 euros, ya que se considera una infracción grave.

istock-171210788

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp