Logo GENERALI
Logo GENERALI
9 - Ene - 2018

Trabajar desde casa puede ser un arma de doble filo. Tienes más libertad y flexibilidad horaria, y es muy útil cuando necesitas conciliar la vida personal y laborar. En la parte negativa está que puede ser tentador dejar de lado el trabajo cuando no hay nadie alrededor juzgándote. Pero, si se hace bien, el teletrabajo es una gran oportunidad para mejorar tu productividad y trabajar menos horas.

¿Demasiado bonito para ser verdad? Descubre aquí algunos consejos para que el teletrabajo sea perfecto:

  

¡A trabajar!

 

Trabajar a distancia no significa quedarse en la cama y trabajar en pijama. ¡No si quieres que el día sea superproductivo!

Vestirte y salir a un lugar específico a trabajar (sea un espacio de coworking o una cafetería), te pondrá en “modo trabajo” y estarás listo para un día productivo. Si tienes la suerte de contar con una habitación extra en casa puedes habilitarla para trabajar, eso si, aislándote de las distracciones.

Aprovecha las nuevas tecnologías, no solo para ser más productivo, sino también para seguir en contacto con compañeros de trabajo y mantenerte al día de las novedades en tu ámbito empresarial.

  

Primero crea y luego analiza

 

Empieza con el trabajo más creativo y complicado para sacar el máximo provecho a tu capacidad de concentrarte por la mañana antes de que los niveles de energía empiecen a bajar. Una vez que hayas terminado con ese par de tareas más intensas, pasa a las tareas administrativas que requieren menos concentración.

 

Céntrate 

 

La multitarea es un mito. Lo que de verdad estás haciendo es simplemente cambiar rápidamente de una tarea a otra, lo que tiene un precio cognitivo que mata la productividad. Lo mejor es que abordes las tareas de una en una. El correo electrónico es el mayor lastre para la productividad, así que limita la frecuencia con que lo miras; hazlo solo a mediodía (cuando hayas terminado con el trabajo más intenso) y al final de la tarde.

Para gestionar las expectativas y evitar emergencias, configura una respuesta automática y haz saber a la gente que no estás consultando el correo. Si añades el número de teléfono a las respuestas automáticas, siempre tendrán una forma de contacto si es necesario. Evita las redes sociales y otras distracciones digitales. Si no te fías de ti mismo, utiliza una app como Freedom para bloquear temporalmente los sitios y las apps que puedan ser una tentación.

 

Deja de trabajar

 

Para maximizar la productividad y la calidad, es importante recargar las baterías. Para ello, fija una hora para dejar de trabajar, cíñete a ella y evita cualquier cosa relacionada con el trabajo después para rendir al máximo cuando estés fresco al día siguiente. Además, es muy importante que en tu tiempo libre establezcas una rutina de ejercicio periódico para evitar el sedentarismo.

 

El teletrabajo es una tendencia cada vez más extendida, así que si te surgen dudas puedes encontrar online a otros teletrabajadores con los que compartir inquietudes. 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp